Entradas etiquetadas como cuando

Cuando lo que era, era lo que era

Cuando lo que era, era lo que era. Y no lo de ahora

Cuando el fútbol era un deporte de once contra once a jugar, y no a pelearse, a teatralizar o a intentar hundir al contrario con cualquier mala treta, y que si un equipo iba con catorce y el otro con nueve, los jugadores se ponían las camisetas de los otros equipos para poder jugar sin ser tachados de mercenarios.

Cuando la política era democrática y había honestidad, y no algo oligocrático y de la alta jerarquía de la sociedad de empresas.

Cuando los dibujitos animados aunque para las madres fueran “bichos peleándose” te hacían llorar y te transmitían valores humanos, y no humor absurdo y tramas que no tienen ningún fin.

Cuando la música se hacía para divertirse, sentir y ser tu compañera de vida con una letra que conectase contigo, y no para que distorsionen tus noches, gritando barbaridades para alelarte y no escuchar al de al lado.

Cuando los juegos de niños eran de niños, y no consistían en imitar los peores aspectos de los mayores.

Cuando la ciencia era una servidora del desarrollo, y no una esclava o mercenaria del dinero.

Cuando el tomarse una copa era por relajarte y tener un buen rato con los amigos, y no para causarte problemas estúpidos que te evadan de tu realidad.

Cuando la comida se hacía por una persona y no por unas máquinas.

Cuando la filosofía eran unas formas de pensar para afrontar la realidad, y no solo algo que aprobar.

Cuando los juguetes los movían nuestra imaginación y no un modelo impuesto de juego.

Cuando viajar se hacía por descubrir y conocer, y no por huir.

Cuando los amigos los elegías tu y el destino, y no otros malos intereses.

Cuando la ciencia medicinal se usaba para investigar curas de enfermedades que matan o que te matan en vida, y no para la superficialidad de la estética.

Cuando un móvil servía para llamar a alguien con quien te hacía falta hablar estando lejos, y no para decirle algo a quien tienes sentado en frente a la mesa.

Cuando el tiempo lo contábamos en minutos y no en perdidas económicas.

Cuando las fotos retrataban momentos y no buscaban forzar el momento.

Cuando el periodismo era para informarse y no para reafirmarse.

Cuando el dinero era un disfrute y no una preocupación.

Cuando la solidaridad consistía en ayudar, y no en dar dinero.

Cuando la historia nos servía para no caer en estos errores y evolucionar sin perder estas esencias vítales, y no una asignatura de colegio que ni muchos, pobres de ellos, logran entender el porqué es importante estudiarla, aunque sea un mínimo.

Cuando la vida consistía en vivir, y no en sobrevivirla.

Cuando las cosas eran las que eran, y no las de ahora.

Cuando éramos lo que éramos y no lo de ahora.

Gracias a aquellas personas que no han perdido las esencias puras, y que no han caído en lo superficial de ser solo lo que se es ahora.

Anuncios

, , ,

2 comentarios