Entradas etiquetadas como Victoria

Fotografías de la Semana Santa de 2012 en Huelva

Fotos realizadas a fechas de la Semana Santa del año pasado en Huelva, para todo aquel que las quiera disfrutar.

La Sagrada Cena, Huelva, Andalucia, España. Domingo de Ramos.

La Victoria, la Reina de Huelva. Andalucia, España. Miércoles de Ceniza

Anuncios

, , , , , , , , , , , , , , , ,

1 comentario

Un pedacito de la Inglaterra victoriana en España: Huelva y Rio Tinto

140 años desde la llegada de los ingleses a las profundas y rojas tierras de la localidad onubense de Río Tinto. El aniversario se celebra gracias a la compra de las minas en 1873 por parte de una empresa británica para explotar sus minas ricas en cobre, material principal del bronce.

La historia empieza a coger ritmo cuando los forasteros llegan al lugar. Son extraños en una España republicana que había cedido las minas para saldar sus numerosas deudas. Pero con ellos, no solo llegan los 94 millones de las entonces pesetas. También llegaron su cultura, su estilo de vida y todo lo que ello conlleva. Y supuso una huella imborrable británico-hispana en la historia de Huelva.

Durante este mes de febrero, parte de este cuento mestizo está más vivo que nunca ya que este pasado día 4, se cumplió el 125 aniversario del “Año de los tiros”. Una auténtica tragedia en la que perdieron la vida vecinos y trabajadores de la localidad, cuando se manifestaron en forma de protesta por los vertidos de calcinación que afectaba a la vida del municipio. Nerva y Río Tinto han llevado a cabo numerosos actos emblemáticos y acciones culturales para recordar lo que un día ocurrió a orden de los dueños de la mina.

Sin embargo, el legado de nuestros vecinos europeos ha dejado datos muy curiosos, aficiones por aquel entonces extravagantes y construcciones e historias que despiertan y reviven la evolución de la provincia, e incluso del país.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los rincones que tienen que ver con esta época siempre nos van a hablar con acento inglés. Si te sumerges en un viaje hacía esta época, podrás disfrutar de muchos emblemas. Dentro de Rio Tinto, encontramos casas de estilo Victorianas que adornan con retrospectiva las zonas pertenecientes a la antigua Huelva inglesa. En la capital se encuentra el mayor terreno con viviendas de este estilo. El Barrio-jardín Reina Victoria encuadra la historia de los obreros de las minas que vivieron allí cuando la Compañía de Rio Tinto encargó a los arquitectos locales Aguado y Carasa, realizar un proyecto al estilo y diseño de su Reino Unido. Sin embargo, estas casas siguen siendo hoy en día viviendas en uso, y la única que se conserva a forma de museo es la famosa casa 21 de Bellavista, zona de las altas esferas inglesas de las más cercanas a la capital.

La Casa Colón de Huelva es otra de las paradas más interesantes de la ruta inglesa. Es un edificio majestuoso y grande en el cual se han inspirado miles hechos de relevancia para la ciudad y la provincia andaluza. En las habitaciones del por aquel entonces hotel, pasaban la noche muchos de los aristócratas vinculados a la Rio Tinto Company Limited. El fundador del Hotel, el alemán Wilhelm Sundheim, vio como en los salones de este símbolo de la ciudad, se gestó el que es el Decano del Fútbol español, el Real Club Recreativo de Huelva (Huelva Recreations Club), cuando en una tarde de 22 de diciembre de 1889, Charles Adams como presidente oficializó su fundación, aunque curiosamente, a él le gustaba mucho más el criquet. Pero ya desde antes se impuso el balompié.

Una vez fallecido el señor W. Sundheim, este, que se consideró un gran enamorado de Huelva, le cedió a la localidad el edificio, que aun sigue hoy en pie y restaurado para la visita de todo aquel interesado en pasearse por los salones de las clases altas inglesas y locales. Hoy en día es además teatro y un edificio dedicado a actividades culturales y del ayuntamiento. En honor a esta generosidad, el alcalde de dicha época tuvo a bien dedicarle una de las que es hoy más importantes vías de esta capital andaluza: La Alameda Sundheim, que llegaría hasta el Barrio Obrero.

En esa misma calle se encuadraría más tarde el Velódromo, el que sería el primer estadio de fútbol de la península y cuya zona ahora está ajardinada. Allí se encuentra una placa que reza la situación de dicho emplazamiento y conmemora ser los pioneros en acoger esta tradición del deporte. Y no solo Huelva fue la primera en disfrutar del Fútbol, sino que el club de tenis más antiguo de España nace también en la capital de la Costa de la Luz, al igual que en Bellavista se crea el club de Golf con más solera del país.

La ciudad estaba siendo testigo de múltiples transformaciones y de numerosos cambios que le iban a suponer luego ecos de fantasía y aires mestizos de culturas bailando entre sí por las salas y lugares de la vena principal: Rio Tinto.

Desde el corazón de la mina y hasta la desembocadura del Odiel, el Muelle del Mineral recorría kilómetros y kilómetros por la ribera del extraordinario río rojo que hasta a la NASA ha cautivado. Frente a las marismas de la ría y las montañas de sal, una bella estructura de hierro te lleva por el camino de madera que ha quedado hoy en día hasta donde el río se descubre a la mar. Allí, el tren era el que llegaba cargado de mineral para que los buques como el Don Hugo o el Go Go zarparan con rumbo norte para aprovechar lo que extraían en la minas de las entrañas de la tierra.

En la actualidad, el enclave es único, te regala un fresco aire a mar que acompañado por los mágicos atardeceres de la zona geográfica española con más horas de luz al año, crean unos ambientes de melancolía e historia difíciles de describir.

Para los británicos, Huelva era un clima y ambiente de vacaciones ininterrumpidas. Las gentes de una cultura y de otra se mezclaron rápidamente. Miles de curiosidades y anécdotas quedaron impregnadas en las calles y rincones… desde la historia del “Mangüara” hasta la más sofisticada de las fiestas que los ingleses creaban en la zona elitista del balneario de la Punta del Sebo, y en las cuales los cantaores de flamenco se sacaban algún dinero cantando para los ingleses ebrios de poder y aguardiente.

Los pueblos que crearon rompieron con el típico patrón del esquema andaluz centralista hacia la plaza del pueblo. Ahora era mucho más estructurado, fríamente ordenado y compacto. Más funcional, como las relaciones laborales, los horarios y costumbre británicas que vinieron con ellos. Bastantes son las leyendas y mitos creados a partir de esta convivencia, y muchos e importantes escritores y artistas han dado buena cuenta de ello haciendo referencias…

Las referencias del andaluz universal, Juan Ramón Jiménez, en más de una obra, a su presencia en las vidas cotidianas de las callejas, serán para más de uno conocidas. Concha Espina escribió novelas ambientadas con estos detalles. Libros como “Nunca en el cumpleaños de la Reina Victoria” del historiador inglés David Avery, han sido su musa. Y hasta la gran pantalla ha hecho gala de representar estas magníficas historias en la película, “El Corazón de la Tierra”. Es algo que tiene magia, que tiene duende.

Una herencia que suena a melodías de copas brindando llenas de alcohol, y que adornan los pomposos trajes jerárquicos de la buena burguesía inglesa, cuyas vidas se enamoraron de un rincón de España llamado Huelva.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

2 comentarios